En febrero de este año, se inauguró en Zúrich el Museo del Fútbol Mundial de la FIFA. Y desde mediados de julio, se registra el país de origen de sus visitantes. Hay que decir que los resultados superan todas las expectativas: durante el mes de agosto, el más importante turísticamente hablando, se acercaron al Museo del Fútbol Mundial de la FIFA visitantes procedentes de unos 140 países.

«Nuestro objetivo siempre fue convertirnos en una visita obligada, ser un atractivo más para el turismo internacional que visita Zúrich—declaró Stefan Jost, director del Museo del Fútbol Mundial de la FIFA—. Nos ha sorprendido ver que tan solo en el mes de agosto nos ha visitado gente de dos tercios de los países del mundo». Para Martin Sturzenegger, directo del Departamento de Turismo de Zúrich, estas cifras son muy positivas: «Para la ciudad de Zúrich y para el sector turístico, el Museo del Fútbol Mundial de la FIFA es claramente una de sus mejores apuestas».

En lo más alto de la estadística se sitúan, como cabría esperar, los visitantes alemanes, seguidos por los ingleses. En el tercer puesto se encuentran los visitantes estadounidenses. Este museo también goza de buena reputación entre chinos, brasileños e indios. Todos ellos superan en la lista a Austria, país limítrofe con Suiza, donde se ubica el museo. Es llamativo comprobar que muchos de los visitantes provienen de países árabes y de Oriente Medio. «Nos parece muy positivo que los visitantes brasileños se encuentren entre los diez primeros puestos de la lista porque el 21 de septiembre inauguramos nuestra primera exposición temporal: «Retrospectiva Brasil 2014», destacó Stefan Jost. En esta exposición se rememora el Mundial Brasil 2014 y, además, narrará la emocionante historia del fútbol de este país sudamericano.