El Borussia Mönchengladbach, cinco veces campeón de la Bundesliga, visitó ayer el Museo del Fútbol Mundial de la FIFA. Tras posar para los fotógrafos y firmar autógrafos para los hinchas locales, los futbolistas vieron los objetos expuestos, disfrutaron de las estaciones interactivas y jugaron al pinball gigante, donde el portero internacional suizo Yann Sommer batió a su compañero de equipo y de selección Granit Xhaka y consiguió la máxima puntuación del día.

El Gladbach visitó el museo solo unas horas después de que lo hiciera su vicepresidente Rainer Bonhof, el cual volvió a levantar la Copa del Mundo casi 42 años después de que lo hiciera por vez primera. El club alemán está actualmente recorriendo Suiza en la gira Fohlentour, la cual tiene lugar entre el 15 y el 20 de mayo. La gira es una manera de agradecer a la afición suiza su apoyo.

El internacional suizo Yann Sommer declaró: «el museo está repleto de objetos históricos, disfrutamos de la visita y fue muy interesante. Todo el mundo debería visitarlo».


«Fue fantástico tener al Borussia Mönchengladbach aquí y pienso que todo el mundo disfrutó», dijo el director del museo Stefan Jost.

«Los hinchas locales pudieron conocer a sus ídolos de cerca y fue fantástico ver a futbolistas profesionales pasándoselo bien en el Pinball».

Yann Sommer y Granit Xhaka dieron una rueda de prensa después de su visita y entre otras cosas hablaron de su preparación para la Eurocopa de Francia. Además el seleccionador suizo, Vladimir Petkovic, dio la lista de seleccionados.