Una de las mejores partes de la visita al Museo del Fútbol Mundial de la FIFA, en Zúrich, es el viaje inolvidable por la historia del deporte rey que nos permite realizar. Nos marcharemos con recuerdos de nuestras historias futbolísticas preferidas y algunas fotos junto a nuestros trofeos: ¡lo más cerca que podremos estar de ellos sin ser campeones del mundo! Nuestra tienda también ofrece una selección de souvenirs para que podamos llevarnos a casa un pedazo de “historia del fútbol” o un regalo para nuestros familiares y amigos también apasionados por él. Y sobre todo ahora, en vísperas de las Navidades, visitar la tienda nos brinda una oportunidad fantástica para comprar ya algunos de los obsequios que regalaremos a nuestros seres queridos.

¡Artículos firmados y para todos los gustos!
Además de los recuerdos del museo, la tienda incluye una selección de camisetas y balones adidas centrada en los torneos de la FIFA. Mención especial merecen las elásticas, botas y balones, ya que son objetos únicos que encantarán a cualquier coleccionista de fútbol, todos ellos con su respectivo certificado de autenticidad.

La historia oficial de las Copas Mundiales de la FIFA | ©FIFA Museum
Historias oficiales para nuestra biblioteca de casa
La tienda del museo dispone de una selección de libros de temática futbolística, que incluye las biografías de los legendarios entrenadores José Mourinho y Jürgen Klopp. Hay asimismo dos libros especiales elaborados por el Museo del Fútbol Mundial de la FIFA sobre la Copa Mundial de la FIFA y la Copa Mundial Femenina de la FIFA, que son las historias oficiales de la FIFA de los respectivos torneos. A través de ellas podremos conocer de cerca la trayectoria de ambos campeonatos desde sus primeras ediciones, con estadísticas detalladas, fotografías de gran calidad e información sobre los partidos: bastará para satisfacer las ansias de conocimiento hasta de los aficionados al fútbol más expertos.

Vales para los indecisos
Y para quienes no puedan decidirse por algo entre tanta oferta, hay una alternativa: un vale del museo. Su gran ventaja es que puede utilizarse para comprar tanto entradas al museo como recuerdos de la tienda. ¡Así todos tendrán justo lo que deseen!