Michelle Akers es un verdadero icono del fútbol. Y no solo en Estados Unidos, su país natal, sino en el mundo entero. Formó parte de la primera selección femenina estadounidense, con la que jugó hasta el año 2000. Si bien se perdió el primer partido internacional del combinado norteamericano en 1985 por culpa de una lesión, Akers sí disputó el segundo encuentro. Fue en un 2-2 contra Dinamarca, y ella fue la autora del primer tanto de la selección estadounidense en un partido oficial. Akers vistió los colores de su país en 153 partidos, en los que marcó 105 goles a lo largo de más de 15 años de carrera. En el 2000, año en que colgó las botas, Akers había ganado dos ediciones de la Copa Mundial (1991 y 1999), se había colgado el oro olímpico y fue nombrada una de las dos Jugadoras del Siglo de la FIFA.

La futbolista con la que comparte este título es la internacional china Sun Wen, que disputó 163 encuentros y marcó 106 goles con la selección nacional china entre 1990 y 2006. La razón por la que ambas comparten este premio es sencilla: hubo dos votaciones. Akers recibió el galardón gracias a los votos de la Comisión del Fútbol de la FIFA y de los lectores de FIFA Magazine, mientras que Sun Wen fue premiada por los votos que emitieron los aficionados a través de la web de la FIFA.

La camiseta, los pantalones y las botas que llevó Michelle Akers en el partido inaugural de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Estados Unidos 1999. | ©FIFA Museum
Hoy, Michelle Akers cumple 54 años. Para celebrarlo, el equipo del Museo del Fútbol Mundial de la FIFA va a añadir a su colección la camiseta, los pantalones y las botas que llevó en el partido inaugural de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Estados Unidos 1999.

¡Feliz cumpleaños, Michelle!