Con una mirada que parecía capaz de atravesar paredes, el silbato en la boca y la condecoración de la FIFA en el pecho. Esta es, a grandes rasgos, la imagen de Pierluigi Collina que la mayoría de aficionados al fútbol guardan en el recuerdo. Pero el excolegiado italiano es mucho más que su característico aspecto, porque también fue uno de los mejores árbitros del planeta, por no decir el mejor. Hoy, Collina cumple 60 años.

Nacido en 1960, Pierluigi Collina llegó al arbitraje a través de un curso que hizo a los 17 años. En 1991 dirigió su primer partido en la máxima categoría del fútbol italiano, y arbitró otros 239 más hasta el final de su carrera. Fue nombrado árbitro de la FIFA cuando apenas había dirigido 43 encuentros en la Serie A. En su trayectoria hacia la cúspide mundial del arbitraje, Collina protagonizó su primera gran actuación en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. En Estados Unidos, el colegiado italiano dirigió nada menos que cinco partidos, entre ellos la final (Nigeria 3-2 Argentina).

Árbitro de una final para el recuerdo y hombre récord
Otro de los momentos más destacados en la carrera de Collina fue la final de la Liga de Campeones de la UEFA de 1999. En un duelo inolvidable, el Manchester United le arrebató el título al FC Bayern de Múnich con dos goles en el tiempo de descuento, cuando los alemanes ya se veían campeones. Más tarde, Collina confesó que aquel fue el partido más memorable de su carrera. Para entonces ya estaba considerado uno de los mejores árbitros del mundo, como demuestra la distinción al mejor colegiado del planeta que recibió por primera vez en 1998. Collina recibió este galardón seis años consecutivos hasta 2003, un récord que sigue vigente a día de hoy.

Piereluigi Collina's jersey and medal from the 2002 FIFA World Cup Korea/Japan™ | ©FIFA Museum
En cualquier caso, el punto culminante de su carrera llegó el 30 de junio de 2002. Ese día, Collina fue el encargado de dirigir la final de la Copa Mundial de la FIFA Corea/Japón 2002 entre Alemania y Brasil. El hecho de que el expositor del Museo del Fútbol Mundial de la FIFA dedicado a la cita de 2002 presente dos objetos de Collina pertenecientes a aquel torneo demuestra su estatus y su calado en el fútbol. El primero es la camiseta que lució en el partido entre Argentina e Inglaterra, correspondiente a la fase de grupos. El segundo, su medalla de la final del certamen.

¡Feliz cumpleaños, Pierluigi!
Collina puso punto final a su carrera en activo tres años después, si bien permanece ligado al fútbol. Fue el de máximo responsable de la Comisión de Árbitros de la UEFA entre 2010 y 2018, y en 2017 también pasó a ser presidente de la Comisión de Árbitros de la FIFA, entre otros cargos.

Hoy, Pierluigi Collina cumple 60 años. El equipo del Museo de la FIFA quiere felicitarlo de todo corazón por su aniversario y le desea muchos años más de éxitos en el fútbol.